Dietoterapia para Fertilidad, Embarazo y Dietas infantiles

Hoy en día, muchas de las consultas que atendemos están relacionadas con una mala gestión de nuestra energía, nos sentimos cansados y sobrepasados por el sinfín de actividades del día a día, por eso también hoy hay cada vez más consultas sobre la dificultad de llevar a cabo un buen embarazo.
Para tener una buena gestación primero debemos prepararnos, o lo que es lo mismo, potenciar nuestros recursos vitales, para estar en una mejor condición para ser fértiles.

Una buena alimentación ayuda a disfrutar de una buena gestación y tener un parto saludable, y que los bebés nazcan fuertes y sanos.

…el bienestar de la embarazada, y sus buenos hábitos dietéticos, interactúan directamente sobre la condición y la fortaleza constitucional del bebé…

La selección de los alimentos con los nutrientes necesarios, es recomendable para el óptimo desarrollo del bebé, y una evolución del embarazo y parto satisfactorios.

Durante el embarazo las necesidades nutricionales de la mujer aumentan, por esta razón es muy importante llevar una dieta sana, variada y equilibrada que las cubra y le permita llevar a buen término la gestación. Así mismo debe considerarse la descarga de toxinas que la embarazada de forma fisiológica moviliza durante el embarazo y proteger a ambos de la contaminación alimentaria y medioambiental.

La dieta de las embarazadas debe ser rica en alimentos ricos en hierro, puesto que aumenta la demanda de este mineral, al igual que la del calcio y el zinc, ácido fólico, o el ácido graso omega 3. El DHA es especialmente importante a partir del segundo trimestre de embarazo, cuando el desarrollo neuronal del bebé está produciéndose.

La dieta durante la lactancia, tiene que hacer hincapié en la recuperación de la madre y en la nutrición del bebé; entre muchos otros son importantes el aporte de magnesio y la vitamina B6, y hacer una dieta que facilite la subida de la leche y prevenga la mastitis.

Las recomendaciones alimentarias y nutricionales en la embarazada ayudan a llevar una dieta sana y equilibrada, tanto en cantidad como en calidad. Un buen estado nutricional inicial de la gestante es de vital importancia para un desarrollo adecuado del embarazo.

En cada visita periódica se lleva a cabo un seguimiento de los cambios nutricionales, para asegurar un buen desarrollo del embarazo. También se revisan los hábitos saludables de vida, importantes para que junto a la alimentación adecuada permitan un embarazo, parto y lactancia naturales, saludables y beneficiosos. La calidad y bondad del parto están muy en función de los buenos hábitos alimentarios y de vida durante el embarazo.

Dietas infantiles, Fitoterapia y Hábitos de vida

Las dietas saludables para niños incluyen buenos hábitos alimenticios y suplementos adecuados. Los niños que comen adecuadamente son más atentos en la escuela, están en mejor forma física y tienen más energía e inmunidad que los que no lo hacen. Al hacer elecciones inteligentes de nutrición durante la infancia se consigue reforzar hábitos alimenticios que acompañarán al niño de por vida, ayudándolo en su desarrollo hasta su máximo potencial. Por ello, es importante saber qué tomar y qué evitar.

A través de dietas especiales pueden corregirse desequilibrios que podrían desencadenar futuros problemas tanto físicos, inmunitarios como psico-emocionales. La alimentación es especialmente eficaz para fortalecer la inmunidad, disminuyendo el número de resfriados, y enfermedades respiratorias. Mejora tendencias asmáticas y alergias. Mejora el rendimiento escolar, y la concentración. Potencia el bienestar emocional del niño, reduciendo la agresividad. Puede mejorar algunos tics y la ansiedad. Mejora la calidad del sueño. Y por supuesto las digestiones y la vitalidad, así como la sociabilidad y equilibrio afectivo.