Moxibustión

La Moxibustión es una técnica de estimulación de los puntos de acupuntura mediante la aplicación de calor, para conseguir el mismo objetivo que en la Acupuntura, equilibrar la energía del cuerpo.

Tradicionalmente, el calor se producía utilizando las propiedades terapéuticas de la raíz de la planta artemisa, que se prensaba en forma de puro o se molía hasta convertirla en polvo para quemarla y que se denomina moxa.

La Moxibustión se puede utilizar combinada con la Acupuntura, y por su acción de estimulación del Qi mediante el calor, está más indicada para disipar el frío y la humedad del cuerpo, por eso resulta eficaz en los resfriados, en trastornos digestivos como la diarrea, o en dolores articulares que empeoran con el frío, etc.