Si te cuesta tomar decisiones, cuida tu hígado y tu vesícula

Cómo mejorar con una alimentación adecuada

Miércoles, 3 Mayo, 2017 - 19:17

¿Quién no ha sentido alguna vez la obligación de tomar una decisión importante en su vida, pero se ha sentido bloqueado por la presión, incapaz de decidir? ¿Quién no ha hecho una elección pero no ha sido capaz de llevar a cabo aquello que ha decidido? ¿Se puede solucionar o forma parte de nuestro carácter y debemos aprender a convivir con ello?

Por suerte, la Medicina Tradicional China (MTC) nos proporciona herramientas muy poderosas para aprender a gestionar situaciones de este tipo exclusivamente a través de la alimentación. Según la MTC, nuestras emociones guardan una profunda relación con nuestros órganos, así que es fundamental nutrirlos bien para que funcionen correctamente. De lo contrario, cuando se producen desequilibrios en éstos a causa de nuestros hábitos, aparecen problemas emocionales y viceversa, los problemas emocionales también pueden afectar a nuestros órganos, en especial aquellos que se encuentran más debilitados por nuestro estilo de vida. Además, los cinco órganos principales–riñón, hígado, corazón, bazo y pulmón—se corresponden con los cinco elementos –agua, madera, fuego, tierra y metal– y cada elemento esta asociado con una estación del año.

 

La energía del hígado

En cada estación predomina un tipo de energía determinada. Por ejemplo, en primavera la energía asciende de la tierra y vuelve a subir a través de la savia de los árboles y de las plantas. Es una energía de flujo ascendente y en MTC se dice que está en el elemento madera: esta energía, como su elemento, se corresponde con la energía del hígado. Así que la primavera es momento excelente para ocuparse de este órgano: si se encuentra en buen estado somos más pacientes, más tolerantes, mostramos más alegría de vivir y más capacidad de planificación; por el contrario, si se encuentra desequilibrado, nos enfadamos con más facilidad, somos más agresivos, intolerantes, irritables, coléricos y nos cuesta más adaptarnos socialmente.

Cuando hay  deficiencia de energía en la vesícula, nos cuesta más tomar decisiones.

Según la MTC, el hígado es la casa del alma (Hung). Para que Hung esté estable y no haya agitación, es importante que el hígado se encuentre bien lubricado. Hung tiene que ver con la generosidad, la capacidad de hacer proyectos, con la capacidad de cambiar cosas en la vida y generar ideas nuevas. Está relacionado con el tipo de creatividad en la que hay una proyección de futuro hacia delante.

 

Para mejorar la toma de decisiones, cuida tu vesícula

Las vesícula biliar, que es la encargada de almacenar y excretar bilis para ayudarnos a digerir las grasas, está profundamente relacionada con el hígado. Cuando no funciona correctamente porque sufre una deficiencia de energía, una de las consecuencias es que nos cuesta más tomar decisiones. En estos casos y por lo general, se suele repetir el mismo patrón: a pesar de haber analizado, contrastado, comparado y de haber llegado a una conclusión, nos falta el coraje para tomar la decisión. En MTC, este cuadro se llama deficiencia de vesícula biliar.

Las personas afectadas por deficiencia de vesícula suelen tener problemas para digerir las grasas, gases, indigestión en la zona alta del abdomen, dolor intermitente en la zona del hígado, tensión en la zona cervical y posible sabor amargo en la boca. Deben evitar el exceso de grasas de origen animal y de grasas saturadas en general, entre otras cosas, así como evitar los medicamentos en la medida de lo posible porque se sintetizan en el hígado.

Estos son los alimentos a evitar y los más indicados para reforzar la salud de la vesícula biliar:

Si hay insuficiencia biliar hay que evitar:

·      Proteína animal

·      Lácteos

·      Margarinas

·      Sal en exceso

·      Azúcares y todo lo que los contenga

·      Chocolate

·      Miel

·      Fritos

·      Frutos secos

·      Alcohol

·      Fruta en general (excepto frambuesas y otras bayas de sabor amargo y astringente)

·      Zumos de frutas

·      Ensaladas crudas

·      Pan blanco

·      Picantes

·      Café

Alimentos que ayudan en caso de insuficiencia biliar (coleréticos)

·      Verduras de raíz

·      Verduras verdes cocinadas (col, hojas de puerro)

·      Puerros

·      Calabaza

·      Alcachofas

·      Verduras verdes ligeramente amargas

·      Nabo

·      Verduras encurtidas (pickles fermentados en sal y agua, no conservados en vinagre)

·      Aceites de primera presión en pequeñas cantidades

·      Alimentos ligeramente salados

·      Arroz integral

·      Quínoa

·      Cebada

·      Avena

·      Kamut

·      Pasta integral

·      Cuscús integral

·      Bulgur

Alimentos que ayudan a segregar bilis y a moverla

·      Pequeñas cantidades de zumo de pomelo

·      Pickles

·      Semillas de girasol y calabaza tostadas, en pequeñas cantidades

·      Rabanito picante escaldado 10 segundos

·      Vinagre de umeboshi

·      Zumo de limón con agua