Alimentación y Dietoterapia en oncología integrativa

El paciente oncológico se encuentra ante un gran desafío, debido tanto a su enfermedad como al tratamiento que tiene que llevar durante tiempo. Es fundamental dar un buen soporte a su condición física, energética y emocional para que pueda sobrellevar las diferentes etapas del proceso. El cuidado de su condición nutricional y energética es un factor clave para fortalecer su organismo y su inmunidad, y le permitan soportar lo mejor posible todo el tratamiento y agilizar la recuperación.

La Nutrición energética, la Dietoterapia China, la Nutrición orto molecular y la Fitoterapia China pueden ayudar a mejorar y minimizar los efectos adversos y los factores estresantes de la enfermedad y del tratamiento de quimio y /o radioterapia, o post quirúrgico; siendo herramientas fundamentales para la Oncología integrativa. Una dieta adecuada, alcalina, baja en glucosa, rica en nutrientes, fotoquímicos y principios activos científicamente reconocidos que luchan contra el cáncer -como flavonoides, antocianinas, luteína, catecinas, o vitaminas, glucosinolatos, almidón resistente, fibra dietética, índoles, lectinas, taninos, las proantocianidinas, y antioxidantes, entre otros-, y suplementada con los complementos y fitoterapia precisa, puede ayudar de forma favorable en la evolución del paciente, a mejorar la resistencia natural y ayudar a combatir la enfermedad tumoral. También ayudar a tonificar la formula hemática que suele verse disminuida como consecuencia de los tratamientos de quimioterapia y/o radioterapia, y el mismo proceso oncológico, a proteger y nutrir las mucosas (mejorar la mucositis), a disminuir la inflamación, a mejorar el cansancio, a reducir los síntomas digestivos adversos, como la boca seca y úlceras bucales, la falta de apetito, las náuseas y los vómitos,… y el estado general. Así como a reforzar la inmunidad, el nivel de energía el tono vital, y la fortaleza de los órganos. Asimismo, la nutrición energética contribuye a ayudar a la desintoxicación orgánica, la detoxificación de los tejidos y del sistema inmune. La Medicina Tradicional China y la Dietoterapia oriental en el tratamiento coadyuvante del cáncer permiten reforzar funciones y órganos del cuerpo de forma muy precisa. Todo ello, puede redundar en un mejor funcionamiento de los órganos y estabilidad del nivel de energía, para conseguir más y mejor calidad de vida y bienestar del paciente con cáncer.