El insomnio (2)

Causas y tratamiento del insomnio por exceso de calor en el corazón

Miércoles, 3 Mayo, 2017 - 19:12

Una de las causas más comunes del insomnio es el exceso de calor en el corazón y los pulmones. Cuando tenemos un buen estado de salud, la zona superior del cuerpo se mantiene algo más fresca que la zona inferior. En una situación ideal, las manos y la cabeza, por ejemplo, acumulan menos calor que el resto del organismo. Como sabemos, la cabeza soporta muy bien el frío ambiental; en cambio, la zona de los riñones o la zona intestinal pueden sufrir serios problemas de salud si se ven atacadas por él.

El frío tiene una dirección descendente y el calor ascendente, y normalmente las temperaturas se mezclan –a través de los meridianos llamados maravillosos por la acupuntura– sin alterar el funcionamiento normal del organismo. Los problemas aparecen cuando, por uno u otro motivo, el calor se asienta en la parte superior del cuerpo. Cuando eso se produce, el espíritu –al que la medicina tradicional china llama shen y que se concibe como un fluido muy etéreo que se ubica en el corazón– se agita, de modo que el canal central no puede absorberlo. Si a ello se une la presencia continuada de frío en la zona abdominal —una de las principales causas de que haya un exceso de calor en la parte superior— el desarreglo se vuelve crónico. El frío en la zona abdominal fomenta las digestiones débiles, que a su vez son el motivo de que la parte de arriba del cuerpo no se nutra  Y por tanto se refresque como es adecuado. Todo ello puede llevar la pérdida de capacidades mentales y de memoria y la aparición del insomnio.

El exceso de calor y sequedad en el corazón, una de las causas más frecuentes de insomnio hoy en día, puede generar además ansiedad o angustia, sensaciones que tienen tendencia a prolongarse de forma indefinida si no se repara la raíz del problema

A menudo, el exceso de fuego en el corazón tiene que ver con un exceso de fuego en el estómago –con  posible exceso de acidez–, que suele generar exceso de sed o hambre.

 

Tratamiento

Lo primero es evitar alimentos o especies picantes y calientes como pimienta cayena, curry, ajo, cebolla cruda o poco cocinada, alcohol o café. También las carnes rojas o el pollo y los fritos o sofritos.

Para refrescar el corazón debemos tomar frutas dulces y rojas, como la uva roja, que es excelente para tonificar la sangre del corazón y el hígado. Tomar de uno a cuatro vasos de zumo de uva roja antes de irse a dormir es un remedio muy eficaz contra este tipo de insomnio. La sandía también ayuda a refrescar el corazón. Es una fruta de tierra, poco expansiva, y muy útil para refrescar el estómago y de rebote  los órganos del plexo cardíaco. También lo son las bayas rojas dulces, la fresa dulce, el arándano, la mora dulce… De todas maneras hay que recordar que, en general, la fruta no ayuda a dormir porque es un alimento expansivo, es decir, que distribuye la energía hacia fuera, mientras que la dirección del sueño es la inversa. Así, por la noche, habrá que evitar tomar cítricos y otras frutas demasiado expansivas.

También es muy recomendable en este caso el zumo de cebada germinada en polvo. Se deben tomar dos cucharadas soperas por vaso de agua y se pueden tomar hasta tres o cuatro vasos si se está muy alterado (se vende en herbolarios; pedir marcas como Green Magma, o Jade Enzime, por ejemplo).

El aceite de onagra en dosis altas, mínimo nueve o 12 perlas antes ir a la cama también es recomendable, así como hierbas que refrescan el corazón como la valeriana pasiflora o el extracto de espino blanco.

Una cena adecuada para mejorar el sueño son unos copos de avena cocinados con verduras dulces como la calabaza, la zanahoria o la cebolla, espolvoreados con un poco de sésamo tostado triturado –ligeramente tostado, de lo contrario es perjudicial –y endulzados con melaza de cebada o pasas de Corinto. También se pueden comer verduras  cocinadas, sobre todo si hay frío abdominal, como la alcachofa, los espárragos a la brasa, que son otras  verduras que, en general, refrescan el sistema.

Estos son solo algunos consejos generales para un tipo de insomnio determinado. Si el problema es crónico o grave  podrías ser recomendable visitar un especialista para hacer un tratamiento  maspersonalizado.

Podéis leer más sobre el insomnio y otros temas en mi página de Facebook.